7 consejos para encontrar pareja guiado por Dios

Que difícil es ir por este mundo sin alguien que esté a nuestro lado y que nos ayude a seguir adelante; pero aún más difícil es tener a alguien junto a ti y que esa persona únicamente te llene de dolor y que no te haga crecer en ningún área de tu vida.

Cuando se está en los caminos de Dios y soltero unos de nuestros propósitos a corto plazo es encontrar esa pareja con quien encontraremos un mutuo crecimiento espiritual y personal, personalmente hemos vivido esos momentos y Dios nos ha permitido poder encontrar a alguien con quien poder compartir.

Por eso, aquí te dejamos 7 consejos que te podrán ayudar en esa búsqueda:

1. Ora por esa persona aún sin conocerla. Puede parecer un poco raro pero tú puedes orar desde ya por tu otra mitad, Dios lo sabe todo y sabe quien será por lo que sin saber su nombre tú puedes interceder y un día le puedas decir “Oro por ti desde antes de conocerte”.

2. Hay que saber dónde buscar. Si buscas ese prinicipe o princesa, con Jesús como Rey de su corazón, no lo vas a encontrar en bares y discotecas, pues donde la mayoría se encontran, son en grupos de Iglesia, amistades que Cristo ha unido, actividades católicas. Ojo no hay que descuidar la intención por la que se asiste.

3. Mira más allá del físico. Muchas veces cometemos el grave error que el único sentido que ocupamos en la búsqueda es la vista. Ten presente que una linda cara y un esbelto cuerpo en cuestión de años ya no serán lo mismo; una persona noble y llena de Dios permanece y crece aún más con los años.

4. Da suficiente tiempo para la amistad. Antes de dar un paso tan importante como iniciar una relación sentimental procura haber sido buenos amigos un tiempo considerable (un par de meses) para conocerse un poco y ver la empatía que puede haber entre ustedes. Si te excluyes este paso tendrás muchos noviazgos que durarán solo un par de semanas.

5. Con amigos en común. Este punto te ayudará a siempre poder compartir con tu círculo de amigos y lograr tener mayor posibilidad de conocerse, y si son del mismo grupo de Iglesia pues estarán en eventos religiosos juntos.

6. No busques alguien perfecto. Muchos hemos cometido el error de buscar al principe azul y a la princesa barbie, pero recuerda que cada uno tiene su lucha y lo importante es conocernos, tenernos paciencia y ten presente que Dios trabaja a ritmos diferentes en cada persona.

7. Busca dirección espiritual. El último y no menos importante, este paso es muy importante, ya que muchas veces nos dejamos guiar por lo que dicen las personas que nos rodean. Lo mejor en este punto es buscar a alguien más crecido física y espiritualmente para que nos dé esos consejos sobre como proceder. Recuerda que una visión objetiva y de afuera puede ayudar a poder analizar cualquier situación, pensamiento o sentimiento.

 

*BONUS: Da testimonio de vida para que personas de Dios te busquen.