“¡Adelante, sed valientes e id contracorriente! ¡Y estad orgullosos de hacerlo!”

La verdad que es algo raro que a cualquier joven cristiano que  haya escuchado, esta famosa frase del Papa Francisco, no se haya parado a pensar por un momento que -Sí, Él murió por  nosotros, como no  voy a decir ORGULLOSAMENTE que soy cristiano, que creo en Jesús-. Esas cosas que te quiere decir Jesús a través de personas como el Santo Padre, “te recargaran las pilas”, digámoslo así. Pero claro que ahí está el diablo para ahogarte, justo en ese momento en el que, ante tu grupo de amigos del instituto o universidad… te atreves a decir orgullosamente “SÍ, SOY CRISTIANO”, ahí esta el diablo para hacer que ellos te digan “¿Pero qué haces tú ahí?, si eso es un rollo, venga hombre salte de ahí, que es una secta”, o cosas peores aún.

Pero a ti, lector cristiano te digo, no tengas miedo y ánimo a morir por Cristo. Claro que te vendrán esas “nubes” que, con un poco de mala suerte incluso, pueden hacerte caer en depresiones o que te aparten de tu grupo; pero si te ha pasado eso, o lo estas pasando ahora, que sepas que las nubes se van y después de eso, el Señor te trae verdaderamente una felicidad inmensa, una felicidad que no se puede expresar con palabras, asi que no tengas miedo, que como decía Santa Teresa: “Nada te turbe, nada te espante, solo Dios basta”. Verdaderamente merece la pena. También te digo amigo que si en algún momento has caído en las manos del diablo, NO te sientas avergonzado, que el señor es MISERICORDIOSO, y claramente nosotros somos  personas y que todos, desgraciadamente, hemos negado a Dios, hasta el mismísimo San Pedro lo hizo 3 veces, y que el poder de la Confesión existe, yo te invito a que compruebes la Misericordia de Dios.

Por otra parte, amigo, como decía el Santo Padre este pasado 18 de septiembre en el ángelus: “¿Qué Camino quieres elegir?”, yo te invito a que te inclines por elegir el difícil, porque si no has visto con otros ojos el camino fácil,  te invito a que lo hagas, ya que ese camino fácil donde lo normal es salir de fiesta con un par de amigos en busca de una “felicidad” que algunos creen que dan las drogas, el alcohol o el sexo, ese camino no te llevará a la “Verdadera Felicidad”. Yo te invito a que no te vayas por lo fácil, que ese mundo no merece la pena, que si lo haces porque lo hacen la mayoría, por divertirse y ser “feliz” durante minutos, te invito a que elijas el otro camino, el camino difícil, en el que tendrás que renunciar a muchas cosas, llegar incluso a ser “acosado”, pero que merece la pena, ese es el camino en el que te aseguro yo que serás infinitamente más feliz y te divertirás muchísimo más que en ese camino de sexo, alcohol o drogas, que ese camino difícil merece la pena.

Y por último te digo que “El Señor es tu pastor y nada te ha de faltar”, no tengas miedo, merece la pena ser cristiano; atrévete a aceptar la voluntad de Dios, sea cual sea, desde ser Sacerdote o  misionero, hasta formar una familia cristiana, que el Señor no lo hace por Él, lo hace por tu felicidad. Te invito a que vayas a tu parroquia, que ayudes en lo que haga falta, que nosotros los Jóvenes somos la “Cantera” de las parroquias.

Escrito, para la gloria de Dios, desde España por Germán Agulló García; colaborador de DHCatólico