La lucha de todos los días

Cada día, al despertar, ¿Qué es lo primero que piensas?. A lo mejor es tanto el sueño que solo piensas en seguir durmiendo; quizás estás en una relación y tu primer pensamiento es revisar tu móvil y tener un mensaje de esa persona especial; posiblemente piensas “un día más” y no tienes ni idea de lo que pasará ese día.

Pero… Y si al solo despertar lo primero que tu mente y tu boca dijeran fuera “¡Gracias Dios por un nuevo día!”. Eso fuera lo mejor que podríamos hacer, pero a veces es como que los problemas del día anterior, el examen que está pendiente, el problema de salud, las deudas, la hipoteca u otro motivo no te deja decir esa maravillosa frase.

Pero hay algo diferente en el día cuando dices “gracias Dios…”, porque desde ese momento tu boca, tu mente, tu alma y tu corazón se unen para lograr el próposito de hablar con Él.

Te pongo este ejemplo, recuerda a la persona de la que has tenido un amor extremo, aquella persona por la que no dormías, por esa persona que con solo recordarla se forma una enorme sonrisa en tu rostro, esa persona de la que te has enamorado (Sí, yo ya estoy con esa sonrisa al recordar a mi novia). Bueno, imaginate que esa persona pasa de largo frente a ti y tu estás con una esperanza enorme de que te mire y que te diga un “hola” o que, al menos, te regale una sonrisa; pero no, esa persona ni siquiera se fijo que tú estabas ahí con ojos de amor y con unas mariposas en el estómago… ¿Que sentirías?… ¿Fuera una tristeza porque no se percató de tu presencia?… Así, creería, que es la tristeza de Jesús de saber que te ha esperado y ha estado cuidandote mientras duermes y que tú al despertar prefieres revisar tu telefono, levantarte con enojo, que “se te olvidó” hacer una oración, pobre Jesús… una vez más esperando por nuestro agradecimiento.

¡Hey, nunca es tarde!

¿Qué tal si hoy por la noche antes de dormir te tomas un tiempo y le das gracias a Dios por el día? pero que sea de corazón, no solo porque DH te lo sugirió, sino, que sea por amor. ¿Podrías mañana al despertar tener como primer pensamiento a Jesús y darle gracias por permitirte ver la luz de un nuevo día?, es maravilloso poder hacerlo y darse cuenta que el cielo es inmenso y que lo ha diseñado para cada uno de nosotros. Por cierto, hoy por la noche yo tengo un encuentro vivo con Jesús Sacramentado y ahí podré darle gracias por todo lo que me permitió vivir en el día.

Para ir terminando, si no sbes cómo orarle a Dios, no es necesario que hagas grandes oraciones o con palabras rebuscadas o que el mundo entero te vea o lo sepa, puedes hacerlo buscando en tu Biblia Evangelio según san Mateo: 6, 1-6 16-18 (Ve y busca tu Biblia y buscala por favor).

Te cuento que en nuestra próxima entrada te daremos noticias maravillosas de ese encuentro que tendremos juntos el jueves 27 de octubre de 2016, si queres más información podes verlo desde ya en nuestras redes sociales.