“No se dejen robar la esperanza” el mensaje del Papa Francisco a jóvenes de la fundación Idipron en su llegada a Colombia.

6 de septiembre, el pueblo colombiano se llena de mucha alegría tras la llegada del Papa Francisco, una visita anhelada por muchos, en la cual se espera vivir una experiencia de fe y a su vez que genere un ambiente de paz y de unidad entre todos los colombianos.

Para nosotros los jóvenes, la invitación en su llegada fue: “no se dejen robar la alegría”

Eso nos conlleva a ser mensajeros de paz, a estar siempre latentes, viviendo y haciendo vida  la civilización del amor. La cual hace parte del espíritu de entrega ocasionado gracias a la misión que a cada uno se le es dada; a su vez a la mayor riqueza que tiene ese llamado, que es el servicio.

“¡No se dejen vencer! ¡No se dejen engañar! No pierdan la alegría, no pierdan la esperanza, no pierdan la fe. Sigan así”. Fueron las palabras del sumo pontífice al llegar a la nunciatura apostólica en Colombia, ubicad en el barrio Teusaquillo de la ciudad de Bogotá a un grupo de Jóvenes de la Instituto Distrital para la Protección de la Niñez y la Juventud (Idipron), una fundación creada por el salesiano procedente de Italia P. Javier de Nicoló.

En este encuentro los jóvenes le ofrecieron al santo padre una “ruana” junto con un cirio y un vitral en donde se ve una custodia, todos estos hechos por las manos de los jóvenes de esta fundación.

Servir no solamente es expresarlo en palabras, sino en acciones encaminada a un mejor mañana, a que hoy sea mejor que ayer y que mañana sea mejor que hoy. Somos jóvenes llenos de muchos retos, circunstancias que a lo largo de la vida nos van a  poner a prueba, pero que con la ayuda directa de Dios y el acompañamiento constante que es otorgado por una fe fuerte; podremos salir adelante, emprendiendo un caminar donde demos el primer paso, donde nuestra alegría esté siempre presente y no sea arrebatada por nada del mundo.

Jóvenes, sigamos pues alentando un mejor país, viviendo y construyendo desde las bases.

Información obtenida también de:

Escrito por nuestros corresponsales: David Gutiérrez y Samuel Méndez Solarte.