¡REINA DE NUESTROS CORAZONES!

Hoy, 12 de diciembre, es un día muy popular en la mayoría de los países de América, y por supuesto que nuestra emperatriz del continente hace levantar rezos, visitas, sacrificios, imágenes, posteos en las redes, oraciones, poemas y mucho amor.

Pero hoy, en nuestro #BlogDH, deseamos analizar desde otro punto de vista este día, más allá de las largas horas que hagas para visitar a la Virgen de Guadalupe y cumplir todas aquellas cosas que le prometiste por los favores recibidos, veamos más allá.

Es un día donde, hace 485 años, se tuvo la aparición de la Virgen a San Juan Diego, es importante que ella vuelva aparecer tan resplandeciente en nuestra vida, tú y yo podemos ser San Juan Diego, tomar en serio a la Virgen María, no soltar por nada del mundo su intercesión y anunciar a todos que ella es la Madre de Dios.

Muchas veces y en especial ahora la Virgen es bandera de peleas entre cristianos, ella es más que eso, es nuestra madre espiritual, quien vela por todas nuestras necesidades y como hizo aquel indio, que hablaba Nahuat, seamos nosotros católicos que hablamos mariano.

La Virgen te necesita, necesita que transmitas a todos los que te rodean el amor de Dios, transmite el deseo de rezarle, el ánimo de mostrarla como verdadera Madre.

“¿No estoy yo aquí que soy tu Madre?”

Ante cualquier problema, situación y complicación acudamos a María, pero aún más en todos los momentos de felicidad compartirlos con nuestra Madre.

¡QUE VIVA LA VIRGEN DE GUADALUPE!